1
Shares
Pinterest Google+

La época de transición es, cuánto menos, difícil. Amanecemos con una brisa fresca, el medio día nos recuerda que el verano todavía está presente a modo de pinceladas y cuando el sol desaparece nuestra mente se alerta de lo que está por llegar: época de frío. Es por eso que vestirnos para la ocasión -y para ir al despacho- no es tan fácil como parece… hasta ahora.

Previous post

Tren choca en hora pico contra estación en Nueva Jersey

Next post

TIMELESS

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *