0
Shares
Pinterest Google+

carro im img

Durante un tiempo, el Bugatti Veyron, en su configuración 16.4 Super Sport, fue el automóvil de producción en serie más rápido del mundo. Su motor de 8.0 litros, con 4 turbos y 16 cilindros generaba 1200 caballos de fuerza que permitían alcanzar una velocidad máxima de 430 km/h. Un récord difícil de batir.

La industria de los autos de performance es un juego donde hay mucha competencia y donde todos buscan ser los mejores todo el tiempo, y en febrero de 2014, el Hennessey Venom GT se convirtió en el nuevo auto más rápido del mundo alcanzando una velocidad máxima de 435 km/h, superando al Veyron por apenas 5 km/h.

Previous post

Angelina Jolie pide mayor apoyo para refugiados sirios

Next post

Narcos | Season 2

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *